Daño Psíquico

DAÑO PSÍQUICO - DOCTRINA

                                       

El daño psíquico se constituye como reacción a una injuria, un traumatismo o una lesión con entidad suficiente que revista características de excepción en la vida del sujeto.  
Se lo entiende como toda forma de deterioro, detrimento, disfunción, disturbio, alteración, trastorno o desarrollo psicogénico o psicoorgánico que, impactando sobre las esferas afectiva y/o intelectiva y/o volitiva, limita, sea en forma transitoria o permanente, la capacidad de goce individual, familiar, laboral, social y/o recreativa. 
Dentro de las notas constitutivas del daño psíquico, tenemos: 1) exigencia de un hecho traumático significativo en la historia vital del sujeto; 2) constatación pericial de un síndrome claro y preciso (cuadro esencialmente desadaptativo y, por ende, psicopatológico); 3) causal de limitación real del psiquismo; 4) nexo causal o concausal debidamente acreditado; 5) cronificado o jurídicamente consolidado (Conf. CASTEX, Mariano N., "El daño en psicopsiquiatría forense", Ed. Ad-Hoc, Buenos Aires, 2010, ps. 29 y 31).
El daño se trata del menoscabo de las funciones cognitivas, afectivas y volitivas propiciado por vivencias psicotraumatizantes, de evolución variada, que puede ser reversible o no y que ocasiona disminución de las aptitudes mentales de que disponía, evaluables en incapacidad para la disposición humana. Entendiendo que debe tratarse de una situación novedosa en la víctima, ello así por no presentarla con anterioridad o porque se agravó el cuadro anterior (COVELLI, J. L. y ROFRANO, G. J., "Daño psíquico - Aspectos médicos y legales", Ed. Argentinas Dos y Una, Buenos Aires, 2008, p. 8.)
El daño psíquico es una lesión, una perturbación patológica de la personalidad de la víctima que altera su equilibrio básico o agrava algún desequilibrio preexistente. Comprende tanto las enfermedades mentales como los desequilibrios pasajeros, sea como situación estable o bien accidental y transitoria, implica en todo caso una faceta morbosa que perturba la normalidad del sujeto y trasciende en su vida individual y de relación.
Su resarcimiento tiene por objeto reparar ese detrimento producido por el ilícito en los procesos mentales conscientes y/o inconscientes, con alteración de la conducta y de la voluntad, es decir, un daño a la salud psíquica.
Puede ser conceptualizado como el trastorno mental y/o psicológico consecuente a un evento disvalioso que actúa como un agente exógeno agresor de la integridad psicofísica del individuo. Su resarcimiento tiene por objeto reparar ese detrimento producido por el ilícito en los procesos mentales conscientes y/o inconscientes, con alteración de la conducta y de la voluntad, es decir, un daño a la salud psíquica 
Para que el 'daño psíquico' aparezca con entidad suficiente como para ser considerado rubro indemnizatorio independiente (del daño moral p. ej.) debe comportar una alteración de la personalidad de la víctima, es decir, que consista en una perturbación profunda del equilibrio emocional, que guarde adecuado nexo causal con el hecho dañoso y entrañe una significativa descompensación que perturbe su integración al medio social. 
Castellanos, María C. "El daño psíquico ... " DJ 11/05/2016 , 1 

CORTE SUPREMA

Tal como lo ha expresado el máximo tribunal en múltiples oportunidades, cuando la víctima resulta disminuida en sus aptitudes físicas o psíquicas de manera permanente, esta incapacidad debe ser objeto de reparación al margen de que desempeñe o no una actividad productiva pues la integridad física tiene en sí misma un valor indemnizable y su lesión afecta diversos aspectos de la personalidad que hacen al ámbito doméstico, social, cultural y deportivo con la consiguiente frustración del desarrollo pleno de la vida (cf. Fallos: 308:1109; 312:752, 2412; 315: 2834; 316: 2774; 318:1715; 320: 1361; 321:1124; 322:1792, 2002 y 2658; 325:1156; 326:874).   

DAÑO PSICOLÓGICO

Según Hernán Daray (Juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, y Licenciado en Psicología Universidad de Buenos Aires) en su obra: Daño Psicológico, Editorial Astrea, página 16, el Daño Psicológico es: “la perturbación transitoria o permanente del equilibrio espiritual preexistente, de carácter patológico, producida por un hecho ilícito, que genera en quien la padece la posibilidad de reclamar una indemnización por tal concepto a quien la haya ocasionado o deba responder por ella.”(el subrayado y la negrita me pertenecen).


Según diversos autores, el Daño Psíquico puede ser transitorio o permanente (Marianetti José Enrique: “El Daño Psíquico”, Ediciones Jurídicas Cuyo, página 262.- Castex Mariano “El Daño en Psicopsiquiatría Forense”, Editorial Ad-Hoc página 152.- Zavala de González, citado en la obra de Marianetti José Enrique: “El Daño Psíquico”, Ediciones Jurídicas Cuyo, página 262.



DAÑO PSÍQUICO Y SU TRATAMIENTO

Se trata de dos indemnizaciones distintas.La terapia puede subsanar, y otras veces sólo mitigar, el daño psíquico actual y futuro, pero no elimina su realidad hasta que aquélla se concreta y comienza a ejercer efectos favorables. Por eso no hay doble resarcimiento cuando se indemniza íntegramente el daño psíquico verificado o que presumiblemente se verificará. La jurisprudencia tiene dicho que corresponde confirmar la sentencia que desdobló el daño psicológico en dos: daño en sí mismo y costo del tratamiento, condenando a la demandada a reparar ambos rubros, toda vez que acreditada la necesidad de ese tratamiento psicológico, carece de significación el resultado que pudiera arrojar, porque éste opera para el futuro, pero no borra la incapacidad existente hasta entonces, también imputable al responsable del ilícito 

DAÑO PSÍQUICO Y DAÑO MORAL

Los perjuicios indemnizables por daño psíquico tienen sustanciales diferencias respecto del daño moral, las que van desde su origen (en un caso de tipo patológico y en el otro no), hasta la entidad del mal sufrido (material uno, inmaterial el otro), con la consecuente proyección de efectos dentro del ámbito jurídico procesal en materia probatoria (el daño psíquico requiere de prueba pericial psicológica) Para valorar la afectación psíquica se tendrá en cuenta el menoscabo o alteración anatómica o funcional, física o psíquica, que lleve al organismo a una disfunción que afecta peyorativamente su integridad, provocando un perjuicio susceptible de una apreciación pecuniaria.
No hay daño psíquico respecto de la perturbación anímica que de ordinario acompaña a dolores emergentes de un daño físico, en tanto no se advierta  matiz patológico.
Cuando la lesión psíquica existe, ella produce siempre un daño moral, pero ambas nociones no se identifican.
Daray ha encontrado la nota distintiva del daño psicológico, en relación con el daño moral, en la gravitación que el primero ejerce en la capacidad de la víctima, dado que el perjuicio en la psiquis de un individuo desde el momento que produce perturbaciones en toda el área de su comportamiento se traduce en una disminución de las aptitudes para el trabajo y para la vida de relación; ello al margen de las consecuencias que el daño psicológico puede tener respecto del equilibrio espiritual del sujeto y de la correspondiente configuración de un daño moral (DARAY, "El tema del daño en los accidentes de tránsito", ED 104-964 y 965)
"El daño psíquico debe ser diferenciado del moral, constituyendo dos partidas que —según las circunstancias— merecen ser indemnizadas independientemente. El daño moral sucede en la esfera del sentimiento, mientras que el daño psicológico afecta preponderantemente la del razonamiento"

JURISPRUDENCIA DE DAÑO PSÍQUICO

EL DAÑO PSIQUICO A TRAVES DE LA JURISPRUDENCIA DE LA CAMARA NACIONAL CIVIL 

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala L • 30/09/2015 • Morganti, Virginia Geselle c. Salinas, Manuel Ernesto y otros s/ daños y perjuicios s/daños y perjuicios (acc. tran. c/ les. o muerte) •   Las secuelas permanentes sufridas como consecuencia de un accidente de tránsito quedan comprendidas en la indemnización por incapacidad sobreviniente ya sean físicas o psíquicas, pues aquélla disminución repercute en la víctima tanto en lo orgánico como en lo funcional, menoscabando la posibilidad de desarrollo pleno de su vida en todos sus aspectos, en tanto la capacidad es una sola, por lo que su tratamiento debe efectuarse en igual modo.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala A • 31/08/2015 • D., L. E. c. K., S. D. y otros s/ daños y perjuicios 
La lesión de la psiquis de quien sufrió un accidente de tránsito no constituye un perjuicio que produce una merma en la capacidad del sujeto para realizar actividades patrimonialmente mensurables siendo esta disminución lo que en definitiva constituye el daño resarcible.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala J • 26/05/2015 • G. J. E. y otro c. A. E. N. y otros s/ daños y perjuicios •   
Para establecer el quantum de la indemnización por incapacidad sobreviniente, debe considerarse la incidencia del hecho dañoso, cualquiera sea su naturaleza, en relación con todos los aspectos de la personalidad de la víctima, tanto en lo laboral como en lo social, en lo psíquico como en lo físico, teniendo en cuenta las condiciones personales de la víctima, así como las familiares y socioeconómicas.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala J • 26/05/2015 • R., R. E. c. B., R. A. y otro s/ daños y perjuicios • Para establecer la indemnización por daño psíquico se ha de proceder de la misma manera que para determinar el deterioro físico, es decir, que en caso de que se probare su existencia, será necesario distinguir entre el que se ha producido como consecuencia directa del siniestro y aquel derivado de la situación personal anterior del damnificado.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala F • 21/05/2015 • Bilotta, Juan Carlos c. Jares, Lucas Eloy y otros s/ daños y perjuicios La sentencia que incluyó una indemnización por tratamiento psicológico dentro de la otorgada en concepto de incapacidad psicofísica sobreviniente debe modificarse y, en su lugar, otorgar aquel rubro en forma independiente, pues tratándose de un gasto futuro, no debe ser incluido en el resarcimiento por incapacidad.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala J • 19/05/2015 • Muñoz, Norma Lidia c. Compañía de Omnibus 25 de Mayo S.A. y otros s/ daños y perjuicios •   
El daño psíquico no constituye un daño autónomo, sino un aspecto a considerar dentro del rubro incapacidad sobreviniente, pues configura una disminución de aptitudes con repercusión en el patrimonio y la vida de relación del damnificado.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala J • 19/05/2015 • Muñoz, Norma Lidia c. Compañía de Omnibus 25 de Mayo S.A. y otros s/ daños y perjuicios 
El daño psíquico no constituye un daño autónomo, sino un aspecto a considerar dentro del rubro incapacidad sobreviniente, pues configura una disminución de aptitudes con repercusión en el patrimonio y la vida de relación del damnificado.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala E • 12/03/2014 • M. N. F. c. K. M. Á. y otro s/ daños y perjuicios 
El daño moral debe ser diferenciado del psíquico, puesto que el primero sucede prevalecientemente en la esfera del sentimiento, y su reparación no requiere que se acredite su existencia y extensión;  mientras que el segundo afecta en forma preponderante la del razonamiento, y exige demostración los dos aspectos mencionados.
 
Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala J • 13/02/2014 • M., E. c. G., G. O. y otro s/ daños y perjuicios(acc. tran. c/les. o muerte) 
El daño psíquico constituye un aspecto a considerar dentro del rubro incapacidad sobreviniente, pues configura una disminución de aptitudes con repercusión en el patrimonio y la vida de relación del damnificado.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala I • 22/10/2013 • C., H. S. c. B., A. O. y otros s/ daños y perjuicios (acc. tran. c/les. o muerte) 
El rubro daño psíquico debe analizarse juntamente con la incapacidad física, pues ambos perjuicios repercuten unitariamente en el patrimonio del damnificado, lo cual aconseja que se fije una partida indemnizatoria que abarque ambos aspectos.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala J • 11/09/2013 • Vivas, Graciela Esther c. Metrovías S.A. s/ daños y perjuicios 
Si el perito determina que el trastorno mental que presenta el damnificado amerita un tratamiento por especialista, resulta procedente la indemnización por tratamiento psicológico como rubro diferenciado al otorgado en concepto de incapacidad psíquica, el cual puede ser abonado incluso en el caso de que aquél decida no hacer ningún tratamiento y cargar con el peso de su malestar.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala I • 10/09/2013 • V., J. A. c. Trenes de Buenos Aires s/ daños y perjuicios 
Debe otorgarse a los padres de un menor que sufrió un accidente ferroviario una indemnización en concepto de daño psicológico, si de las pericias surge que el hecho repercutió en la esfera psíquica de aquéllos.

EL DAÑO PSIQUICO A TRAVES DE LA JURISPRUDENCIA DE LA CAMARA NACIONAL DEL TRABAJO

CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO, sala VI • 30/11/2016 • Castanho, Jonatan Luiz c. Mapfre Argentina A.R.T. S.A s/ accidente - ley especial •  
Cabe reconocer al trabajador que sufrió un accidente, una incapacidad psicológica del 10% de la T.O. con carácter permanente que deberá adicionarse a la incapacidad física, pues la circunstancia de que en el informe profesional se hubiera aconsejado un tratamiento psicológico no obsta a la consideración de esa minusvalía, pues el fin perseguido con su reconocimiento, precisamente, fue que no se profundice una incapacidad que ya, en aquél momento, resultaba definitiva.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala V • 26/10/2015 • Reynoso, Carlos Omar c. Galeno A.R.T. S.A. s/ accidente - ley especial •
La circunstancia de que se haya concluido que el daño físico padecido por el reclamante no sea resarcible, no impide reconocer una indemnización por las consecuencias psicológicas que el infortunio le provocó al estar acreditado que el perito aconsejó la realización de un tratamiento psicológico individual con el propósito de propender a la elaboración psíquica del trauma sufrido, sus consecuencias subjetivas y evitar su posible agravamiento, lo cual permite inferir su carácter permanente.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala VII • 04/10/2016 • Toloza Mercer, Daniel c. Provincia Aseguradora de Riesgos del Trabajo S.A. s/ accidente - ley especial 
La cuantificación del daño psíquico tiene en cuenta la vida que lleva a cabo y las actividades de la víctima, ya que si bien el desempeño laboral nos permite ganar nuestro sustento, también alimenta nuestra fortaleza y nuestro estado psíquico, por lo que cuando se afecta o se impide su desarrollo se afecta nuestro proyecto de futuro, dándose lugar a una disminución o pérdida de gratificación y tranquilidad que afecta la autoestima y conduce a la depresión y a la pérdida de placer.
 
Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala VII • 08/08/2016 • Alarcón, Carlos Alberto c. Provincia Art S.A. s/ accidente – ley especial 
Procede reconocer al trabajador que sufrió un accidente in itinere el porcentaje de incapacidad psicológica determinado en la pericia –en el caso, un 10%-, pues dicha prueba constituye un estudio serio y razonado del estado actual del actor que se encuentra sustentado en exámenes clínicos y complementarios y de su análisis y conclusiones surgen los elementos científicos y objetivos que permiten fundar la incapacidad final detectada en el dependiente, debiendo otorgársele eficacia probatoria.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala II • 15/07/2016 • Fuentes, Claudio Alejandro c. Swiss Medical A.R.T. S.A. (ex Liberty A.R.T. S.A.) y otro s/ accidente - ley especial 
Toda vez que el informe pericial da cuenta de los elementos sobre los cuales el perito arribó al porcentaje de incapacidad psiquica, así como de la existencia de un nexo de causalidad verosímil entre la sintomatología  que padece el trabajador y el hecho dañoso y ante la falta de acreditación de afección preexistente mediante el examen preocupacional, debe confirmarse el decisorio de grado en cuanto concluye acerca de una incapacidad psíquica del 20% de la T.O

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala III • 31/05/2016 • Garay, Diego Agustín c. Horizonte Compañía Argentina de Seguros Generales S.A. s/ accidente - ley especial 
El porcentaje de incapacidad que debe tomarse a los fines de efectuar el cálculo indemnizatorio por las consecuencias psicológicas que sufrió un trabajador como consecuencia de un accidente, es el determinado por la experta Psicóloga, ya que el actor no mostraba incapacidades psicológicas preexistentes, ni coadyuvantes, y se probó que todo el porcentaje de incapacidad era atribuible al hecho de autos, de manera directa

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala IX • 29/04/2016 • Benítez, Rubén Darío c. La Caja ART S.A. s/ accidente - ley especial A los fines de obtener una indemnización por daños psíquico derivado de un accidente de trabajo, el trabajador debe al menos explicar claramente al iniciar la acción cuál es la enfermedad psíquica que padece (no la mera molestia o tristeza, que corresponde al daño moral y es ajena a una acción fundada en la ley especial), como así también que la enfermedad psíquica que se invoca debe ser novedosa, ya sea porque no estaba presente con anterioriodad o porque ha agravado o acentuado sus características previas.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala II • 29/04/2016 • Marcos, Lucas c. Citibank N.A. y otro s/ despido 
El reclamo por incapacidad psíquica que el trabajo le habría provocado al actor, debe ser rechazado, pues, omitió expresar de manera concreta y circunstanciada cuáles han sido los hechos imputados a la demandada, por los cuales considera que ésta lo ha hostigado para minar su salud psíquica, omitiendo exponer cuáles eran los objetivos o metas de trabajo que considera que eran “imposibles” y, en su caso, cuáles las razones que evidenciarían tal imposibilidad, máxime cuando, incluso en tal supuesto tampoco se ha invocado ni probado que como consecuencia de un eventual incumplimiento de tales metas de trabajo el accionante haya sido víctima de hostigamiento, sanciones o de algún tipo de agresión psíquica.
 
Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala IX • 28/04/2016 • Aranda, Carlos Moisés c. Provincia ART S.A. s/ accidente - ley especial • 
Habiéndose acreditado que el daño psicológico por el cual reclama el trabajador se ha generado a partir del accidente, debe tenerse en cuenta lo dispuesto por el art. 7º, ap. 2º de la ley 24.557 y reputarse definitiva su incapacidad, máxime cuando el perito médico legista no calificó a la patología advertida como transitoria, y que ha transcurrido con holgura el plazo considerado por la ley 24.557 como pauta para la calificación definitiva de una dolencia que, en principio, pudo considerarse temporal.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala VI • 29/02/2016 • Rotela Peña, Ángel c. S.M.G. Aseguradora de Riesgos del Trabajo S.A. s/ accidente - ley especial 
Acreditado el carácter crónico de la dolencia psíquica que el trabajador sufre como consecuencia del accidente de trabajo, corresponde incluirla a los fines de determinar el porcentaje total de incapacidad derivado del infortunio.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala II • 30/10/2015 • G., M. G. c. Olimpia Asociación Mutual y otros s/ despido 
La Aseguradora de Riesgos del Trabajo debe indemnizar el daño psicológico sufrido por una trabajadora que fue acosada sexualmente por un compañero de trabajo, pues más allá de que la entidad pretende insistir en la circunstancia de que la supuesta afección psicológica provendría de un obrar imputable al agente y no a su parte, se encuentra acreditado que el padecimiento fue producto de un ambiente de trabajo hostil y la enfermedad denunciada está contemplada en la Tabla de Evaluaciones de las   incapacidades laborales.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala V • 29/10/2015 • Tomati Eduardo A. c. HSBC Argentina Holding S.A. s/ despido (accidente - acción civil) El empleador es responsable de acuerdo al art. 1113, párrafo segundo, apartado segundo, del Código Civil –arts. 1757 y 1758, Cód.Civil y Comercial- ante el daño sufrido por el trabajador que presenta una afección psicológica que le impide reingresar a la empresa y lo coloca en inferioridad de condiciones para reinsertarse en el mercado laboral, siendo que las características de las tareas cumplidas y sus exigencias fueron susceptibles de producirle dicho trastorno.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala X • 22/10/2015 • Caldez, Jorge Antonio c. Transporte Automotor Plaza Sociedad Anómima Comercial e Industrial y otro s/ accidente - acción civil • 
Si el padecimiento psíquico padecido por el trabajador deviene de las circunstancias estresantes a las que se encontró sometido en el desarrollo de sus labores como chofer, ello torna viable la responsabilidad atribuida a la empleadora, pues cuando el ambiente de trabajo —labores realizadas— es susceptible de producir daños en la salud del dependiente ocasionando una efectiva incapacidad, ese ambiente debe ser considerado como el riesgo o vicio de la cosa al que se refiere el art. 1113 Cód. Civil.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala VIII • 06/02/2015 • Bertolini, Mauricio Rubén c. Pousada Group S.A. y otro s/ accidente - acción civil. 
La indemnización por daño psicológico derivada de un accidente de trabajo debe rechazarse si no se vislumbra que la alteración a nivel psíquico que presenta el trabajador guarde un adecuado nexo causal con las tareas y el evento denunciado, pues la atribución genérica de dolencias psiquiátricas provocadas por tareas que requerían esfuerzos carece de entidad suficiente como para comportar una alteración de la personalidad de la víctima.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala X • 22/08/2014 • Miño, Raúl Sergio c. La Caja ART S.A. s/ accidente - ley especial • Para determinar el carácter indemnizable de las dolencias psíquicas no basta tal comprobación por parte de un perito médico, sino que era necesario aportar pruebas suficientes que demostraran el nexo causal de la patología con el evento dañoso y demostrar que no tienen origen genético o se deben a la predisposición del trabajador, por ello corresponde confirmar la sentencia que redujo el porcentaje de la incapacidad reconocido por el galeno.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala V • 19/02/2014 • A., H. R. c. Jaos S.A. y otro s/ accidente - acción civil 
Debe confirmarse el fallo de grado que hizo lugar a la reparación del daño psíquico sufrido por el trabajador ante la imposibilidad de reinsertarse en el mercado laboral, toda vez que las limitaciones físicas derivadas de una intoxicación con plomo obedece a factores laborales imputables al empleador, quien no alegó ni demostró factores extralaborales a los cuales corresponda atribuir influencia causal o concausal en la generación de la incapacidad.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala IV • 31/10/2013 • A., J. G. c. Argenova S.A. y otro s/ accidente – acción civil 
El hecho de que no posea incapacidad fisca el trabajador que sufrió un accidente en ocasión en que se encontraba embarcado y una gran tormenta produjo destrozos, no obsta la existencia de un daño psíquico que deba ser indemnizable.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala VII • 29/10/2013 • Sánchez, Oscar Homero c. Agroflex S.A. y otro s/ Accidente-Acción Civil 
Habiendo discordancia en el porcentaje de incapacidad psicología derivado de un accidente de trabajo, debe estar al que establece la licenciada en psicología, pues, si bien el perito médico es conocedor de la ciencia médica, en el campo de la psicología aquella resulta ser la más entendida.

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala X • 30/08/2013 • Agüero, Cristian Miguel c. Mapfre Argentina A.R.T. S.A. s/ accidente – ley especial •  
Para determinar el carácter indemnizable de las dolencias psíquicas no basta con tal comprobación por parte del perito sino que es necesario aportar pruebas que demuestren el nexo causal de aquellas con el evento dañoso.


Comments